El poder en las sociedades primitivas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Bishop el Miér Ene 09, 2008 10:34 am

El siguiente es un texto de un antropólogo contemporáneo francés: Marc Augé. En el mismo realiza un análisis de las relaciones de poder en muchas sociedades primitivas no-occidentales y hace un contrapunto respecto a nuestra sociedad.

Texto interesante para quienes piensan que la historia y los modos de vida son únicamente los presentados por occidente. No se dejen amilanar por la riqueza de lenguaje de este autor.

¿Para qué sirven estas lecturas si, dado el caso, vivimos en el mundo que vivimos, con su capitalismo, competencia, egoísmo, etc? Justamente, para no darle a quienes defienden este sistema la concesión de que "la historia siempre fue así, siempre hubo poderosos, esto no puede cambiar".
No es tan así, el mundo en que vivimos no es el único modo de vida posible, ni tampoco el mejor.

Al tomarse conciencia de la existencia de otros modos de vida social., al avivarnos de que la "naturaleza humana competitiva" que nos venden no es tan así, por lo menos nos avivamos y dejaremos de darle bola a esos discursos y los tomaremos en su justa medida. Y todo cambio de peso comienza, en primer lugar, dándose cuenta, pensando y tomando conciencia. El problema es que lleva esfuerzo y, desde ya, es más fácil aceptar que todo siempre fue como lo estamos viendo ahora: una cadena de poder donde el pez grande se come al chico.



LA CUESTIÓN DEL PODER EN LAS SOCIEDADES PRIMITIVAS
Marc Augé


En el curso de los dos últimos decenios la etnología ha conocido un desarrollo brillante gracias al cual las sociedades primitivas han escapado, sino a su destino (la desaparición) por lo menos al exilio al que las condenaba, en el pensamiento y la imaginación de Occidente, una tradición de exotismo muy antigua. La cándida convicción de que la civilización europea era absolutamente superior a todo otro sistema social fue poco a poco sustituida por el reconocimiento de un relativismo cultural que, renunciando a la afirmación imperialista de una jerarquía de valores, admite en adelante, absteniéndose de juzgar, la coexistencia de diferencias socio-culturales. En otras palabras, ya no se mira a las sociedades primitivas con el ojo curioso o divertido del aficionado más o menos esclarecido, más o menos humanista; de alguna manera se las toma en serio. La cuestión es saber hasta dónde llega este tomarlas en serio.

¿Qué se entiende precisamente por sociedad primitiva? La respuesta la proporciona la antropología más clásica cuando se propone determinar el ser específico de estas sociedades, cuando quiere indicar aquello que hace de ellas formaciones sociales irreductibles: las sociedades primitivas son las sociedades sin Estado, las sociedades cuyo cuerpo no posee un órgano de poder político separado. La presencia o ausencia de Estado sirve de base para una primera clasificaci6n de las sociedades que, una vez completada, permite ordenarlas en dos grupos: las sociedades sin Estado y las sociedades con Estado, las sociedades primitivas y las otras. Esto no significa, por supuesto, que todas las sociedades con Estado sean idénticas: no podríamos reducir a un solo tipo las diversas figuras históricas del Estado y nada permite confundir el Estado despótico arcaico con el liberal burgués o el Estado totalitario fascista o comunista. Evitando esta confusión que impedíría, en particular, comprender la novedad y la especificidad radicales del Estado totalitario, tendremos una propiedad común que hace oponerse en bloque a las sociedades con Estado y las sociedades primitivas. Las primeras presentan, todas ellas, esa dimensión de división desconocida entre las otras. Todas las sociedades con Estado están divididas en dominadores y dominados, mientras que las sociedades sin Estado ignoran esta división. Determinar a las sociedades primitivas como sociedades sin Estado es decir que ellas son homogéneas en su ser, indivisas. Vemos aquí la definición etnológica de estas sociedades: carecen de un órgano de poder separado, el poder no está separado de la
sociedad.


Sigue...

_________________

Bishop
Acérrimo lingüista

Cantidad de envíos: 5200
Edad: 37
Localización: Escuchando a Dean Reed
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Bishop el Miér Ene 09, 2008 8:39 pm

Tomarse en serio las sociedades primitivas significa reflexionar sobre esta proposición que, en efecto, las define perfectamente: en ellas no se puede aislar una esfera política distinta de la esfera social Sabemos que, desde su aurora griega, el pensamiento político de Occidente ha sabido descubrir en lo político la esencia de lo social humano (el hombre es un animal político), encontrando la esencia de lo
político en la división social entre dominadores y dominados, entre aquellos que saben y, por lo tanto, mandan sobre aquellos que no saben y, por lo tanto, obedecen. Lo social es lo político, lo político es el ejercicio del poder (legítimo o no, poco importa aquí) por uno o algunos sobre el resto de la sociedad (para su bien o su mal, poco importa aquí): para Heráclito, como para Platón o Aristóteles, no existe sociedad si no es bajo la égida de los reyes, la sociedad no es pensable sin su división entre los que mandan y los que obedecen, y allí donde falta el ejercicio del poder nos encontramos en lo
infrasocial, en la no-sociedad.

Es más o menos en estos términos que los primeros europeos juzgaron a los indios de América del Sur, en los albores del siglo xvi. Al comprobar que los «jefes» no poseían ningún poder sobre las tribus, que nadie mandaba y nadie obedecía, declararon que esas gentes no eran civilizadas, que no se trataba de verdaderas sociedades: Salvajes «sin fe, sin ley, sin rey».
Es cierto que más de una vez los propios etnólogos se han visto en un aprieto cuando se trataba no ya de comprender sino simplemente de describir esta exótica particularidad de las sociedades primitivas: aquellos que llamamos líderes están desprovistos de todo poder, la jefatura se instituye exteriormente al ejercicio del poder político.

Funcionalmente esto parece un absurdo: ¿cómo pensar en la disyunción jefatura y poder? ¿Para qué sirven los jefes si les falta el atributo esencial que hace de ellos justamente jefes, o sea, la posibilidad de ejercer el poder sobre la comunidad? En realidad; que el jefe salvaje no detente el poder de mandar no significa que no sirva para nada: por el contrario, ha sido investido por la
sociedad con un cierto número de tareas y en este sentido se podría ver en él a una especie de funcionario (no remunerado) de la sociedad. ¿Qué hace un jefe sin poder? Se le ha encargado, en última instancia, de ocuparse y asumir la voluntad de la sociedad de aparecer como una totalidad única, es decir, el esfuerzo concertado, deliberado, de la comunidad con vistas a afirmar su especificidad, su autonomía, su independencia en relación con otras comunidades. En otras palabras, el líder primitivo es principalmente el hombre que habla en nombre de la sociedad cuando circunstancias y acontecimientos la ponen en relación con otras sociedades. Estas últimas siempre se dividen, para toda comunidad primitiva, en dos clases: amigos y enemigos. Con los primeros se trata de anudar o reforzar las relaciones de alianza, con los otros de llevar a buen término, cuando el caso se presente, las operaciones guerreras. De ello se desprende que las funciones concretas y empíricas del líder se despliegan en el campo, por así decirlo, de las relaciones internacionales y exigen, por
consiguiente, las cualidades apropiadas a este tipo de actividad: habilidad, talento diplomático para consolidar la red de alianzas que asegurarán la seguridad de la comunidad; coraje, disposiciones guerreras para asegurar una defensa eficaz contra los ataques de los enemigos o, si es posible, la victoria en caso de expedición contra ellos.


Sigue...

_________________

Bishop
Acérrimo lingüista

Cantidad de envíos: 5200
Edad: 37
Localización: Escuchando a Dean Reed
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Bishop el Vie Ene 11, 2008 9:42 am

Pero, se nos objetará, ¿no son éstas las mismas tareas de un ministro de Asuntos Extranjeros o de un ministro de Defensa? Sin duda. Con la sola pero fundamental diferencia de que el líder primitivo no toma jamás la decisión de su propio jefe (si se quiere) para imponerla seguidamente a la comunidad. La estrategia de alianza que desarrolla, la táctica militar que proyecta, jamás son las suyas propias sino aquellas que responden exactamente al deseo o la voluntad explícita de la tribu. Todas las transacciones o negociaciones eventuales son públicas, la intención de hacer la guerra no se proclama hasta que la comunidad así lo quiere. Y, naturalmente, no puede ser de otro modo, ya que si un líder tiene la intención de llevar por su cuenta una política de alianza u hostilidad con sus vecinos no puede imponerla por ningún medio a la sociedad puesto que, como sabemos, está desprovisto de poder. De hecho no dispone más que de un derecho o más bien de un deber: ser
portavoz, comunicar a los Otros el deseo y la voluntad de la sociedad.

¿Cuáles son las demás funciones del jefe, no ya como encargado de las relaciones exteriores de su grupo con los extranjeros sino en sus relaciones internas con el propio grupo? Va de suyo que si la comunidad lo reconoce como líder (portavoz) cuando afirma su unidad en referencia a otras unidades, le acredita un mínimo de confianza garantizada por las cualidades que despliega precisamente al servicio de esa sociedad. Es lo que denominamos prestigio, generalmente erróneamente confundido con el poder.
Se comprende así claramente que en el seno de su propia sociedad la opinión del líder, apoyada por el prestigio de que goza, sea atendida, llegado el caso, con mayor consideración que la del resto de los individuos. Pero la atención particular con que se honra (no siempre, por otra parte) la palabra del jefe no llega nunca a dejarla transformarse en palabra de mando, en discurso de poder: el punto de vista del líder sólo será escuchado cuando exprese el punto de vista de la sociedad como totalidad. De ello resulta que no solamente el jefe no formula órdenes, que sabe de antemano que nadie obedecerá, sino que tampoco puede (es decir que no detenta el poder de) arbitrar en caso de conflicto entre dos individuos o dos familias. No intentará zanjar el litigio según una ley ausente de la que él sería el órgano, sino apaciguarlo apelando al sentido común, a los buenos sentimientos de las partes en conflicto, refiriéndose sin cesar a la tradición de buen entendimiento legada desde siempre por los ancestros. De la boca del jefe no brotan las palabras que sancionan la relación de mando-obediencia sino el discurso de la propia sociedad sobre ella misma, discurso a través del cual se proclama comunidad indivisa y voluntad de perseverar en este ser indiviso.

Las sociedades primitivas son, por lo tanto, sociedades indivisas (y por ello mismo cada una se concibe como totalidad): sociedades sin clases -sin ricos que exploten a pobres-, sociedades sin división en dominadores y dominados -sin órgano de poder separado. Ha llegado el momento de tomarse muy en serio esta última propiedad sociológica de las sociedades primitivas. ¿La separación entre jefatura y poder significa acaso que no se plantea en ellas la cuestión del poder, que son sociedades apolíticas? El, «pensamiento» evolucionista -y su variante en apariencia menos sumaria, el marxismo (sobre todo el de Engels)- responde a esta pregunta que está bien así y que esto se debe al carácter primitivo o primero de estas sociedades: son la infancia de la humanidad, la primera edad de su evolución y, como tales, incompletas, inacabadas, destinadas en consecuencia a crecer, a convertirse en adultas, a pasar de lo apolítico a lo político. El destino de toda sociedad es su división, es el poder separado de la sociedad, es el Estado como órgano que conoce el bien común y se encarga de imponerlo.


Sigue...

_________________

Bishop
Acérrimo lingüista

Cantidad de envíos: 5200
Edad: 37
Localización: Escuchando a Dean Reed
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Bishop el Lun Ene 14, 2008 8:59 pm

Tal es la concepción tradicional, casi general, de las sociedades primitivas como sociedades sin Estado. La ausencia del Estado marca su incompletud, el estado embrionario de su existencia, su
ahistoricidad. ¿Pero es esto correcto? Está claro que un juicio de este tipo no es, de hecho, más que un prejuicio ideológico porque implica una concepción de la historia como movimiento necesario de la humanidad a través de las figuras de lo social que se engendran y encadenan mecánicamente. Pero desde el momento en que nos neguemos a esta neo-teología de la historia y su continuismo fanático las sociedades primitivas dejan de ocupar el grado cero de la historia, henchidas al mismo tiempo de toda la historia que ha de venir y que está inscrita de antemano en su ser. Liberada de este exotismo nada inocente, la antropología puede entonces encarar con seriedad la verdadera cuestión de lo político: ¿por qué las sociedades primitivas son sociedades sin Estado? Como sociedades completas, acabadas, adultas y no ya como embriones infra-políticos, las sociedades primitivas carecen de Estado porque se niegan a ello, porque rechazan la división del cuerpo social en dominadores y dominados. La política de los Salvajes se opone constantemente a la aparición de un órgano de poder
separado, impide el encuentro siempre fatal entre la institución de la jefatura y el ejercicio del poder. En la sociedad primitiva no hay órgano de poder separado porque el poder no está separado de la sociedad, porque es ella quien lo detenta como totalidad, con vistas a mantener su ser indiviso, de conjurar la aparición en su seno de la desigualdad entre señores y sujetos, entre el jefe y la tribu. Detentar el poder es ejercerlo, ejercerlo es dominar a aquellos sobre quienes se lo ejerce: he aquí precisamente lo que no quieren (no quisieron) las sociedades primitivas, he aquí por qué los jefes no tienen poder, por qué el poder no se recorta del cuerpo social. Rechazo de la desigualdad, rechazo del poder separado: una preocupación constante en todas las sociedades primitivas. Saben muy bien que si renuncian a esta lucha, si cesan de contener esas fuerzas subterráneas que se llaman deseo de poder y deseo de sumisión y sin cuya liberación no se puede comprender la irrupción de la dominación y la servidumbre, perderían su libertad.

La jefatura en la sociedad primitiva no es sino el lugar supuesto, aparente del poder. ¿Cuál es el lugar
real? Es el propio cuerpo social que lo detenta y ejerce como unidad indivisa. Este poder no separado de la sociedad se ejerce en un solo sentido, anima un solo proyecto: mantener indiviso el ser de la sociedad, impedir que la desigualdad entre los hombres instaure la división en la sociedad. Se sigue de ello que este poder se ejerce sobre todo aquello que es capaz de alienar la sociedad, de introducir en ella la desigualdad: se ejerce sobre la institución de la que podría surgir la captación del poder, la jefatura. El jefe en la tribu está bajo vigilancia: la sociedad vela para no dejar que el gusto por el
prestigio se torne deseo de poder. Sí el deseo de poder del jefe se hace demasiado evidente el procedimiento llevado a cabo es simple: se lo abandona, a veces, incluso se lo mata. Es posible que el espectro de la división amenace a la sociedad primitiva, pero ésta posee los medios de exorcizarlo.

El ejemplo de las sociedades primitivas nos enseña que la división no es inherente al ser social; en otros términos, que el Estado no es eterno, que tiene en todas partes una fecha de nacimiento. ¿Cuál ha sido la causa de su surgimiento? La pregunta sobre el origen del Estado debe precisarse así: ¿en qué condiciones una sociedad deja de ser primitiva? ¿Por qué las codificaciones que conjuran al Estado fallan en tal o cual momento de la historia? Es indudable que sólo la interrogación atenta al
funcionamiento de las sociedades primitivas permitirá esclarecer el problema de los orígenes. Y quizá la solución del misterio sobre el momento del nacimiento del Estado permita esclarecer también las condiciones de posibilidad (realizables o no) de su muerte.


Fin, comenten plis Razz

_________________

Bishop
Acérrimo lingüista

Cantidad de envíos: 5200
Edad: 37
Localización: Escuchando a Dean Reed
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Martín el Miér Ene 16, 2008 12:02 am

Creo que nadie leyo todo eso Bish, tirate un resumen xD

Martín
Viendo si llueven ranas

Cantidad de envíos: 1837
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Nerto el Jue Ene 17, 2008 7:11 pm

¡Yo leí!

Bishop escribió:
Es indudable que sólo la interrogación atenta al
funcionamiento de las sociedades primitivas permitirá esclarecer el problema de los orígenes. Y quizá la solución del misterio sobre el momento del nacimiento del Estado permita esclarecer también las condiciones de posibilidad (realizables o no) de su muerte.



¿Y alguien se hizo esa interrogación atenta y llegó a alguna conclusión?

Nerto

Cantidad de envíos: 890
Edad: 25
Localización: Maschwitz
Fecha de inscripción: 25/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Hanzo el Vie Ene 18, 2008 9:18 am

¿por qué las sociedades primitivas son sociedades sin Estado? Como
sociedades completas, acabadas, adultas y no ya como embriones
infra-políticos, las sociedades primitivas carecen de Estado porque se
niegan a ello, porque rechazan la división del cuerpo social en
dominadores y dominados

Y donde está el justificativo o razonamiento para llegar a la conclusión de que esto es así como lo plantea el autor?

Cómo es que siendo una sociedad primitiva, están capacitados para reconocer los vicios que suelen tener las sociedades actuales con la división de poder social y


De más está decir que el autor es demasiado tendencioso como para ser leido como un analista de "LA CUESTIÓN DEL PODER EN LAS SOCIEDADES PRIMITIVAS"

El estado, al igual que el resto de los cambios politico-sociales, tiene su origen y nacimiento por una NECESIDAD del momento de ordenamiento.

Tampoco estoy seguro de que en esas sociedad en donde se ataca al jefe que se excede en su deseo de poder sea considerada "primitiva" o "carente de estado", sino más bien una sociedad en donde el rol del jefe ostenta menos poder que uno en una sociedad similar actual.

Por otra parte, el autor comenta de que el órgano de poder estaría separado de la sociedad, cosa que no es cierto, ya que el jefe es parte de su sociedad; y en los casos de erradicación del jefe, cuantdo las voluntades este jefe y su sociedad sean incompatibles, no son inherentes a una "sociedad primitiva sin estado", sino a la reacción social lógica de cualquier sociedad lo suficientemente disconforme con su actualidad (sino fuese asi, las revoluciones a lo largo de la historia deberian ser consideradas como hechas por sociedades primitivas tambien)

_________________


Hanzo
Xeneixe

Cantidad de envíos: 2524
Edad: 38
Localización: En la suiza del sur
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Eleonora el Mar Ene 22, 2008 1:13 pm

Plantea la diferencia entre nuestro concepto de sociedad civilizada y lo que solemos catalogar como primitivas

Las sociedades actuales, estan reguladas por un grupo (estado?) que se maneja en forma separada delos deseos e intenciones de la sociedad, basicamente el estado (un grupo social) gobierna domina e impone su voluntad si lo desea sobre la sociedad (el grupo social dominado)

En cambio... en las sociedades primitivas, el "estado" o el lider o jefe no ejercia ningun poder/dominio/autoridad sobre la sociedad mas alla de ser el que tenia la palabra para dialogar con pueblos vecinos

En las sociedades civilizadas, el lider ejerce el poder, en las primitivas el lider solo transmite la voluntad del pueblo a otras sociedades... no tiene poder, no se lo permite la sociedad

tambien podemos discerninr que esas sociedades de indios panchos no avanzaran jamas hacia nada util con esa actitud, todos sabemos que los indios deben ser subyugados y apaleados para que trabajen y se vuelvan productivos utiles y que rindan un minimo aceptable

las conclusiones son muchas, cada cual sacara las suyas, creo en mi modesta opinion que las sociedades primitivas o las que mas se les parescan parecen ser las mejores donde vivir y procrear una familia feliz, las otras se parecen demasiado a bushlandia

saludines y suerte
brinden con y por amigos
abracen a quien amen
sean felices
=)

Eleonora
Banned

Cantidad de envíos: 310
Fecha de inscripción: 22/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Hanzo el Mar Ene 22, 2008 2:55 pm

Esta frase me arrancó tales carcajadas que hicieron que viniera mi jefe a ver de que carajo me estaba cagando de risa en horario y lugar laboral Sad Razz

Eleonora escribió:tambien podemos discerninr que esas sociedades de indios panchos no avanzaran jamas hacia nada util con esa actitud, todos sabemos que los indios deben ser subyugados y apaleados para que trabajen y se vuelvan productivos utiles y que rindan un minimo aceptable


Y sobre la conclusión de que una sociedad con esas caracteristicas primitivas es más feliz que las actuales, supongo que es cierto y reconocido por todos.. sin embargo ¿porqué entonces tomamos el camino diametralmente opuesto?

Yo creo que el problema no radica específicamente en el tipo de sociedad en el que vivimos, sino en lo autodestructivos y a su vez amantes del conflicto que somos cada uno de nosotros.

_________________


Hanzo
Xeneixe

Cantidad de envíos: 2524
Edad: 38
Localización: En la suiza del sur
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Eleonora el Mar Ene 22, 2008 4:01 pm

tengo la humilde sospecha que a nivel destructividad, una sociedad dominada apropiadamente es mas efectiva que una sociedad feliz sin dominar... siempre en terminos de perjudicar a otros obvio

veamoslo en eventos de protesta pasiva... se infiltran 3 loquitos, hacen lio y listo, se arruino la protesta pacifica

por otro lado...una sociedad "primitiva" dificilmente focalizaria todos sus recursos para fabricar armas para matar a sus vecinos... es algo demasiado demente, probablemente se focalizarian en mejorar el bienestar comun

son sospechas intuitivas, no estudio sociales a ese nivel
mi humilde aporte de dos centavos por asi decirlo =)

Eleonora
Banned

Cantidad de envíos: 310
Fecha de inscripción: 22/01/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Hanzo el Mar Ene 22, 2008 4:26 pm

Supongo que una sociedad primitiva, por definición misma, será siempre ineficaz en toda cuestión que implique una organización con un mínimo de complejidad.

Mas que en el bienestar común, una sociedad primitiva -por sus limitaciones propias- debe de focalizar todos sus recursos en la supervivencia como sociedad primitiva, y sobre todo como grupo.

Considero que la efectividad en una sociedad, no sólo en destructividad sino a todo nivel, se da teniendo fuertes cuatro pilares que serían la organización, la motivación, retroalimentación de conocimientos y expansión continua.


Yo también soy intuitivo Razz

_________________


Hanzo
Xeneixe

Cantidad de envíos: 2524
Edad: 38
Localización: En la suiza del sur
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Bishop el Jue Nov 27, 2008 1:43 pm

Aprendan guachos:

El tarahumara es un pueblo reticente y reservado cuyos integrantes viven a mucha distancia entre sí en pequeñas casas de adobe o madera, o en cuevas o chozas situadas bajo salientes, de suerte que la roca misma suministra el techo. Elaboran una cerveza de maíz, el cual cultivan en pequeñas milpas que aran a mano, y en días de festejar se reúnen para pasarse la bebida de una persona a otra, tomando tragos de una jícara hasta volverse volubles, soñadores o beligerantes y se recuestan en el suelo para dormir la mona. Son extraordinarios corredores de resistencia, porque han vivido durante generaciones en medio de una red de transporte de estrechos senderos que atraviesan los cañones; rarámuri significa “el de los pies ligeros” o “el que camina bien”, y se sabe que este pueblo irrita a los ultramaratonistas estadounidenses porque los vencen calzados con huaraches y se detienen de vez en cuando para fumar.

Consideran su trabajo necesario para la supervivencia, pero carente de méritos morales intrínsecos y, a la vez, secundario con respecto a las obligaciones espirituales y otras cuestiones del alma. Su economía tradicional se realiza por medio del trueque, no de dinero en efectivo; tienen una palabra para compartir que no tiene traducción directa al español: kórima, una tarahumara puede pronunciarla abriendo la palma de la mano para pedir lo que un chabochi llamaría limosna. Sin embargo, ella no dirá un “gracias” por la moneda donada, dado que kórima supone la obligación de distribuir la riqueza en beneficio de todos.



http://ngenespanol.com/2008/11/01/tarahumaras-un-pueblo-aparte/

_________________

Bishop
Acérrimo lingüista

Cantidad de envíos: 5200
Edad: 37
Localización: Escuchando a Dean Reed
Fecha de inscripción: 23/11/2007

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Leandro el Vie Nov 28, 2008 3:14 pm

Nerto escribió:¡Yo leí!

Bishop escribió:
Es indudable que sólo la interrogación atenta al
funcionamiento de las sociedades primitivas permitirá esclarecer el problema de los orígenes. Y quizá la solución del misterio sobre el momento del nacimiento del Estado permita esclarecer también las condiciones de posibilidad (realizables o no) de su muerte.



¿Y alguien se hizo esa interrogación atenta y llegó a alguna conclusión?

hay varias teorias sobre el surgimiento del estado.
aca te doy un par (resumidas)
Teorías de formación de estado según Linda Manzanilla:
Este autor plantea 5 posibles modelos de la formación del estado las cuales describiré a continuación
1)Modelo hidráulico
En una organización agraria en la que las obras de riego (con propósitos productivos) y otras construcciones, son administradas por un gobierno fuerte, cuya eficacia se sustenta en la capacidad de organizar y controlar una gran fuerza de trabajo para la construcción y mantenimiento de las obras.
La critica que se le realiza a la teoría de la sociedad hidráulica es que no se precisan ni periodos ni zonas.
2) El modelo demográfico bélico
Ambos modelos serán tratados en el mismo inciso puesto que siempre aparecen íntimamente relacionados. Uno de los grandes defensores de esta teoría es Robert Carnoiro, para explicar el surgimiento del estado, el propone que el aumento progresivo de la población provocarían constantes conflictos debido a la competencia por terrenos aptos para labores agrícolas, zonas de recolección, caza o pesca (creando así precian sobre los recursos ya limitados). El corolario de las fricciones constantes seria la conquista de unos grupos por otros, esta estableciendo una relación de tipo tributaria entre vencedor y vencido. Estas conquistas aumentaran progresivamente el tamaño de las unidades políticas así como el grado de complejidad y centralización.
3) El modelo de jerarquía administrativa
El estado surgiría por un proceso, en el que estarían involucrados el surgimiento de instituciones gubernamentales centralizadas con funciones administrativas especializadas en la toma de decisiones, lo cual implica la presencia de tres o mas niveles de una jerarquía de control para ser consideradas estados. Los indicadores serian la supremacía jerárquica de unos sobre otros y el uso de cierta tecnología en administración.
4) El modelo de intercambio
Este modelo explica el intercambio como indicador del grado de organización y complejidad de una civilización, así como el origen del estado. Los conceptos generales de esta teoría son el de las localidad central, como lugar especifico donde se realiza el intercambio, y el de modulo estatal temprana, como unidades territoriales autónomas donde están dichos sitios.
El modelo de relaciones es considerado en tres escalas. El intercambio donde el movimiento seria re distributivo , el intermedio seria la reciprocidad, manteniendo la uniformidad entre los módulos estatales, y el intercambio a larga distancia entre los módulos y el exterior.
5) El modelo de la producción – redistribución
La ciudad es producto del crecimiento progresivo de las brotantes comunidades, que solo puede ser a causa de la acumulación de un excedente social. La producción de las primitivas ciudades no solo representaba un orden de magnitud nuevo y un carácter distinto en la presencia de especialistas de tiempo completo.

Acá les dejo un cuadro con el modo de producción asiático (que seria de una sociedad antes de la formación del estado
rapidshare.comrapidshare.com HU_I_2.doc.html
es un cuadro de word.

despues sigo
tengo a mi vieja al lado q quiere leer los diarios.


suerte

Leandro
Intendente de la comuna

Cantidad de envíos: 1413
Edad: 31
Localización: Mar del Plata
Fecha de inscripción: 29/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El poder en las sociedades primitivas

Mensaje por Leandro el Vie Nov 28, 2008 3:41 pm

sigo
las sociedades, sin estado, o con un líder ocasional (guerra, solución de disputas/etc) es algo utópico. el principal problema que veo, es la cantidad de población actual.
en una sociedad de 40, 60, 100 personas, podría ser posible, pero hay q recordar que somos 6 mil millones, lo q impediría q nos pusiéramos de acuerdo en algo (recuerdo el chiste de mafalda y miguelito, q de decía, hay algo q no entiendo x q no nos podemos poner de acuerdo entre todas las personas del planeta, y mafalda le responde x q somos 3 mil millones de personas)
lo que si hay q admirar es q las sociedades sin estado, son las mas fuertes en caso de invasión (el imperio inca cayó muy fácil, en cambio las tribus del sur de chile/arg. no cayeron hasta su exterminio x parte de los genocidas de turno).
otra cosa, es q el jefe de turno, para ejercer sus tareas de jefe, debe relegar tareas (o sea la búsqueda de alimento) y como necesita comer, otros deben hacer ese trabajo, lo q implica a mi parecer, que ya hay un excedente de alimento, y de eso a la desigualdad/formación del estado, hay un simple paso.
(si les interesa, tengo 2 teorías mas sobre la formación del estado, así q después las tipeo)


suerte

Leandro
Intendente de la comuna

Cantidad de envíos: 1413
Edad: 31
Localización: Mar del Plata
Fecha de inscripción: 29/04/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.